El suelo constituye la cubierta superficial de la litosfera terrestre. En su composición se encuentra, mayoritariamente, minerales no consolidados -procedentes de la meteorización mecánica o química de la roca prexistente-, materia orgánica -viva o muerta-, aire y agua -líquida o gaseosa-. La gran importancia de este medio queda justificada por el hecho de servir de soporte y sustento para la vegetación terrestre, condicionando el desarrollo de la agricultura y los ecosistemas terrestres. Por ello presenta una gran vulnerabilidad ante las agresiones que frecuentemente suele sufrir -erosión, contaminación, sobreexplotación, degradación y pérdida- por los diversos usos a que se ve sometido -agropecuario, edificaciones urbanas, obras públicas, receptor de vertidos, minería y accidentes varios-.

Vea también: 1

Gestión y conservación del suelo
Libro electrónico elaborado por profesores de la Universidad de Extremadura que incluye contenidos teóricos y prácticos.
Remediacion
Informes técnicos: diseños, evaluaciones, criterios, metodologías y valoraciones acerca del tema.
[Atlas Mozilla]
Última actualización:
30 de Diciembre del 2016 a las 16:41:31 UTC
Ciencia y tecnología
Compras
Sociedad
Deportes
All Languages
Artes
Negocios
Informática
Juegos
Salud
Hogar
Medios de comunicación
Tiempo libre
Referencia
Regional